Formas de pensar que nos perjudican

Las cosas simplemente ocurren y, luego, nosotros/as las interpretamos a nuestro modo. Según el psicólogo Albert Ellis, tanto las emociones como las conductas de una persona son debidas a cómo interpreta la realidad. Las interpretaciones erróneas (creencias irracionales) más habituales son las siguientes:

  • La idea de que es necesario para todo ser humano ser querido y aceptado plenamente por todo el mundo.

  • La idea de que es preciso ser muy competente y capaz en todo lo que se haga, sintiéndose inútil en caso contrario.

  • La idea de que es inútil y catastrófico que las cosas no salgan como esperamos o no discurran por el camino que creemos deben ir.

  • La idea de que si algo es o puede ser peligroso o temible, hay que preocuparse mucho por ello y pensar constantemente en la posibilidad de que pueda ocurrir.

  • La idea de que es más fácil evitar que hacer frente a determinadas situaciones, responsabilidades o dificultades.

  • La idea de que se necesita a alguien más fuerte que uno/a mismo/a en quien poder confiar.IMG_9243

  • La idea de que lo que ocurrió en el pasado es causa del presente y que si alguna cosa del pasado nos afectó fuertemente, continuará afectándonos siempre.

  • La idea de que uno/a debe estar constantemente preocupado/a por los problemas de los demás.

Modificar la manera habitual de pensar no es tarea fácil.  Llevamos muchos años pensando de determinada manera y de la noche a la mañana no es posible cambiarla. Sólo mediante un esfuerzo mantenido en el tiempo podremos, poco a poco, ir transformando nuestros esquemas mentales negativos sustituyéndolos por otros menos dañinos:

  • Trata de detectar las exigencias absolutistas y creencias irracionales que gobiernan tu pensamiento.

  • Busca siempre un pensamiento alternativo a un pensamiento negativo. Siempre hay una manera más eficaz de ver las cosas.

  • Los errores son necesarios para aprender. Las equivocaciones forman parte de cualquier aprendizaje. Saca de ellos las consecuencias adecuadas y sigue adelante.

  • Pregúntate qué puedes hacer para que cierta situación cambie o cómo puedes enfocarla más positivamente. Casi siempre tenemos la respuesta a nuestros problemas, pero casi nunca nos preguntamos.

  • Cualquier momento y edad son adecuados para poner en práctica lo que no se ha hecho antes. Nunca es tarde para cambiar positivamente.

  • Elimina cualquier forma de victimismo. Siempre hay posibilidades de superar cualquier situación, sólo hay que buscarlas y no dejarse llevar por pensamientos derrotistas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: