Ser abuel@s: ¿Educar o Mimar?

 

Foto de Marisol Delgado Artime

 

Los niños son el mañana, los viejos son el ayer, sin mañana no habrá vida, ni vida sin ayer…”   Elsa Pardo de Hoyos (“El niño y el viejo”)

Un estudio realizado en España y publicado en la obra titulada “Abuelos y Nietos” sobre una muestra de dos mil personas con edades comprendidas entre los 15 y 85 años revela que ser abuelo/a es junto con el primer noviazgo, el primer empleo, la primera paternidad/maternidad, y la muerte de algún familiar cercano, uno de los acontecimientos vitales más importantes en la existencia de una persona.

Pero ¿Qué papel les corresponde desempeñar?:

  • Primeramente, es de suma importancia evitar la tentación de hacer el papel de padres/madres. Los buenos abuelos, las buenas abuelas deben tener siempre muy en cuenta que su papel no implica tener una segunda oportunidad para ser padres o madres.

  • Lo anterior implica no descalificar ni contradecir a los padres y a las madres delante de los/as niños/as.

  • Prohibir lo mismo y permitir lo mismo que ellos/as, para que los/as niños/as no tengan dualidades. Respetar los sentimientos y las reglas de los nuevos padres. Es preferible que se hable con honestidad si hay diferencias. Llegar a un acuerdo entre lo que éstos desean y lo que los/as abuelos/as quieran opinar respecto a su nieto/a.

  • Lo que necesitan, tanto los abuelos y las abuelas como el nieto o la nieta, es tener un espacio para darse tiempo y dedicación. Por ejemplo, cantarle canciones de cuna, compartir historias, jugar, cocinar, leer un cuento, escuchar música mientras se pasea… Y quererlos, y quererlos, y quererlos…

  • Consentir a los nietos y a las nietas y ser tolerantes con ell@s, sin excesos. Sin poner en crisis la autoridad de los padres.

  • Evitar comparaciones y juicios de valor: Al comparar, el mensaje que nuestros hijos pueden recibir es, “no lo estoy haciendo bien”. En cambio, no deje de animarlos de que están haciendo una buena labor.

  • Recordar que los padres y las madres tienen la última palabra en la educación de los niños y las niñas. Es importante tener en cuenta que los/as hijos/as, ahora convertidos en padres/madres son quiénes deben tomar las decisiones para con sus propios hijos e hijas. La Dra. Lillian Carson, psicoterapeuta y autora de “The Essential Grandparent” (El abuelo esencial), sugiere que: “debemos ganarnos el derecho de expresar nuestra opinión”. Para hacerlo, menciona, “tenemos que establecer una relación de apoyo elogiándolos, animándolos y ayudándolos”.

En definitiva, dar cariño ilimitado e incondicional manteniéndose en un segundo plano y no olvidar que la relación abuelos/as- nietos/as, proporciona a los/as primeros/as,  actividad,  ilusión, vitalidad… y,  a los/as pequeños/as,  un importante sentimiento de pertenencia, pues el sentir que se forma parte de algo y que se es querido/a de manera incondicional, les da un fuerte sentido de seguridad y confianza que les ayuda a desarrollarse mejor y a desenvolverse en la vida de forma más eficaz.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: