La Trampa

mano-violeta

  • Ay, qué bien lo vamos a pasar el sábado en el cumple de Coque!  He convencido a mis padres y me dejan quedarme hasta el final
  • ¿Quiénes van?
  • Vamos a estar toda la panda del insti. Hasta Guille y Laura se vienen del pueblo donde están de vacaciones para estar todos juntos. Jo, qué ganas…
  • Vaya fiesta petarda…
  • Pero Isra… si va a ser genial…
  • Ya, pero es que estaríamos mejor tú y yo…
  • Sí, si yo también estoy muy a gusto contigo, pero es que vamos a estar todos los amigos juntos, es un día especial…
  • Si me quisieras como yo te quiero, querrías estar conmigo, para mí tú sí que eres lo más especial
  • Además, mira que me caen fatal algunos de esos amigos tuyos, sólo saben presumir y no sé de qué, la verdad
  • Que no, que es que hacen mucho el tonto, pero son supersimpáticos… Anda, vaaaamos, no te pongas así…
  • Pues si insistes tanto y son tan supermajos esos gilipollas, tú sabrás lo que haces…
  • Jo, es que si te vas a enfadar…
  • Pero es que yo sólo quiero estar contigo, pero parece que a ti eso no te importa. Eres una p…. egoísta
  • No te enfades, porfa
  • Tú haces que me ponga así. Joder! Si no fueras tan egoísta no pasaría nada
  • … Está bien, está bien, ya les mando ahora un whatsapp y les digo que no voy…

Un estudio realizado por el Ministerio de Igualdad del anterior Gobierno y la Universidad Complutense en 2011, apunta a que un 4,9% de chicas adolescentes ya ha sido víctima de algún tipo de violencia y que una de cada cinco puede ser víctima de malos tratos porque no detectan como tales ciertas conductas de control y agresión y porque piensan que la violencia de género es algo que les pasa a las mujeres adultas, casadas,…, no a chicas jóvenes.

Se reproducen roles que se creían superados, patrones en los que el chico es el dominante y ejerce esa dominación a través del control, y la chica adopta una actitud sumisa o complaciente. Los celos, el control, etc se ven como pruebas de amor, no como violencia. Violencia que comienza de forma muy sutil y que, con el paso de las semanas y los meses dan paso a los empujones, los golpes… También a la violencia sexual, muchas veces invisible en las estadísticas o en los estudios.

Bella, con su amor, y también con su aislamiento, transforma a Bestia; Otra Bella, ésta más actual, la de la saga Crepúsculo, sacrifica su vida también en aras de ese amor. Muchas de las relaciones adolescentes siguen basándose en el esquema tradicional del amor romántico en el que  todo vale con tal de ser querida.

Para desechar la idea de que ciertas conductas, como los celos ,son el no va más del amor y para aprender a identificar esos primeros signos que conducen a la espiral de la violencia machista es fundamental derribar los comportamientos y actitudes  machistas que se siguen repitiendo en pleno siglo XXI.

Es urgente y prioritario, pues, ponernos todas y todos manos a la obra para fomentar una efectiva y democrática  Educación en Igualdad de toda la sociedad, y muy especialmente de las personas que aún se están formando y desarrollando.

(Artículo que escribí hace un par de años para la Revista Nosotras, publicada por el Ayuntamiento de Avilés)

2 Comments

Add yours →

  1. Estimada Marisol , he leido con atención el artículo , en su base estoy de acuerdo , pero me parece muy peligroso , por ejemplo en mi caso fue ella la que me aisló de mis amigos, si quedabamos luego se pasaba dos dias criticando a todos y cada uno de ellos y de ellas …. creo que se esta politizando mucho esta cuestión , fuera la violencia , si , pero de cualquier género …sino estaremos cayendo en otra trampa

    Me gusta

    • Hola Francisco José! Gracias por leer el artículo y comentarlo
      Lo primero, siento que tuvieras que hacer frente a una situación así y espero y confío en que hayas logrado romper ese tipo de relación totalmente insana.
      Yo también estoy totalmente en contra de cualquier tipo de violencia, algo que parece que nuestra sociedad no ha superado aún a pesar de que pasen los siglos y a pesar de todos los errores cometidos en el pasado…
      Que haya que hablar, en muchas ocasiones, muchas más de las que me gustaría, de violencia machista, es por su elevadísima frecuencia y alcance, ya sea de violencia dentro de la pareja, de abusos y violaciones, de acoso, de trata de personas, de matrimonios forzados, de violaciones masivas como arma de guerra… Por eso tiene que estar en la actualidad política, social, familiar, etc.
      Mi intención con este artículo es reflejar conductas que muchas chicas interpretan como “normales”, como que las relaciones tienen que ser así… Si a un chico le controla su novia de esta forma, sabe que eso no está bien, que no es normal, lo tiene claro. Pero las chicas, en general, interiorizan la idea de que el amor romántico es así, sacrificado, y plagado de celos, posesión y control, como muestra de amor. Y van construyendo su identidad en base a que las quieran. Es tremendo que años y años de campañas educativas no hayan cambiado aún esos esquemas…
      Y, no podemos olvidar, por último, que la violencia machista mata, y mucho.
      Ojalá las nuevas generaciones sigan tratando y lleguen a eliminar cualquier tipo de violencia como forma de control social y de solución de problemas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: