PIECES (ARTÍCULOS DE OPINIÓN DEL MES DE NOVIEMBRE EN LA VENTANA DE ASTURIAS, EN SER GIJÓN)

NEGACIONISTAS SIN FUNDAMENTO (25-11-19)

Una de las pocas cosas que me enfadan, son las mentiras y los datos inventados por los negacionistas de turno. El tema ya viene de lejos: los negacionistas de que la Tierra pudiera girar alrededor del sol, por ejemplo, ya en el Siglo XVII Galileo murió en la hoguera por mantenerlo; los negacionistas de la evolución de las especies de Darwin porque echaba por tierra el mito de la creación, mito que, por cierto ahí sigue a pesar de todo; los negacionistas del holocausto, diciendo que las cámaras de gas eran refugios; los negacionistas del cambio climático, sobre todo los que no quieren perder ni un ápice de sus privilegios, aunque el planeta se vaya a la mierda; o los negacionistas de la violencia contra las mujeres que han impedido que por primera vez en muchos ayuntamientos de nuestro país (algunos de Asturias), hoy no haya habido unanimidad institucional ante los habituales manifiestos con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género, violencia que se manifiesta de múltiples maneras a causa de la desigualdad estructural que aún perdura.

No puedo entender a quienes no ven o no les interesa ver la violencia hacia las mujeres como un tipo de violencia que, por su magnitud y por su transversalidad, merece un abordaje especial como ocurre con las leyes antiterroristas con las que nadie se ha rasgado nunca las vestiduras. No puedo entenderlo, además, puesto que este tratamiento específico no perjudica el adecuado abordaje jurídico y penal de otros tipos de violencia.

Y mucho menos puedo entender la inquina con la que atacan todo lo que tenga que ver con la justicia social y la igualdad, valores que, sin duda, nos humanizan y siempre ayudan a construir una mejor sociedad.

Así que utilizaré mi enfado para gritar a los cuatro vientos que VIVAS NOS QUEREMOS Y SEGUIREMOS LUCHANDO POR IGUALES DERECHOS.

 

NADIE SE ACORDARÁ DE ELLOS CUANDO HAYAN MUERTO (18-11-19)

¿Qué hace que nadie, absolutamente nadie, se acuerde durante cuatro largos años de dos personas que viven en una gran ciudad?

¿Qué ha pasado en la vida de esas dos personas para que, a lo largo de casi mil quinientos días, nadie de su familia, ni de sus amistades, ni de su vecindad, ni de sus excompañeros o excompañeras de trabajo, de senderismo, de clases de informática o de jugar al parchís, tengan la necesidad o el deseo de verlos, llamarlos, felicitarlos o pedirles un poquito de sal?

Hace muy pocos días, en una vivienda del centro de Oviedo, encontraron dos cuerpos momificados, los cuerpos de dos hermanos, una mujer y un hombre que dicen los vecinos que no ven desde hace cuatro años. Todavía tienen que investigar qué fue lo que pasó realmente, pero, fueran como fueran las circunstancias, nadie los ayudó para poder evitar sus muertes, ni nadie los  , ni nadie los echó de menos…

La escritora y maestra Emma Lobato dice en uno de sus maravillosos poemas:

“Un día

cuando nuestros afanes y desvelos se hayan terminado,

cuando se detenga el mecánico balanceo,

habrá quien nos evoque.

Cuando todo lo nuestro

carezca de importancia

y se acaben los lamentos de rigor

habrá quien nos sueñe.

Habrá quizá

Quien extienda su amor

Hasta la noche blanca,

hasta la ausencia”

Es terrible que en pleno Siglo XXI, en una sociedad tan interconectada como la nuestra, haya gente que se muera sola, sin nadie que la evoque, sin nadie que la sueñe, sin nadie que la ame…

 

UN RESPETO, POR FAVOR (11-11-19)

A uno de los mayores villanos de la literatura y el cine, Lord Voldemort, le llaman siempre “el innombrable” o “el que no debe ser nombrado”, para que sus seguidores incondicionales, los mortífagos, no puedan localizar a quien pronuncie su nombre.

Pues resulta que hay un partido político que, a pesar de no haberle yo invocado nunca, para nada, ni de refilón siquiera, ha encontrado mi ubicación exacta, ha dado con el lugar en el que vivo. Ha sido el único partido que no ha respetado mi petición expresa de no recibir ninguna propaganda electoral y alguno de sus mortífagos metió en mi buzón su papeleta.

Otra falta de respeto …

Porque no es que no me respete sólo como votante. No me respeta como ciudadana, con sus infames mentiras, calumnias y odios; no me respeta como mujer, con su machismo y su misoginia; no me respeta como defensora de los derechos humanos, con su racismo y su homofobia; no me respeta como usuaria de los servicios estatales, con sus recetas para eliminar la sanidad o la educación públicas; no me respeta como firme creyente en la democracia y en la libertad.

Ya sé, ya, que se ha venido arriba, aupado y blanqueado por los pactos con la derecha, en Andalucía o en Madrid, por ejemplo; aupado y blanqueado por la interesada polarización incendiaria generada con Cataluña; aupado y blanqueado por sus 3 millones y medio de mortífagos seguidores que ayer le han votado; pero, sobre todo, aupado y blanqueado por unos medios que le han hecho una campaña de promoción perfecta y sin coste alguno, unos medios que le llevan dando cancha, día sí, día también, entrando a trapo de todas sus ocurrencias, por peregrinas que fueran, y eso sin mencionar los numerosos programas en horario de máxima audiencia en los que le han reverenciado (como decía Dalí, lo importante es que hablen, aunque sea bien)

“Ya están aquí…”, vaticinaba la niña de Poltergeist ante la presencia de espíritus malignos.

Que usted lo duerma bien, Pedro Sánchez.

safe_image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: