Pedir ayuda sin sentirse incapaz

Entre las habilidades relacionadas con el autocuidado, las estrategias de asertividad tienen un papel destacado, tanto para disminuir los niveles de estrés y de ansiedad, como para ganar en autoconfianza y adaptación a las circunstancias. Si el mes pasado abordábamos en las sesiones de terapia grupal de la Liga Reumatológica Asturiana la necesidad de aprender a decir un «no» de cuando en cuando, a lo largo de este mes de abril hemos hecho hincapié en cómo pedir ayuda sin sentirse incapaz. Si algo ha quedado claro en estas sesiones son las variables que nos frenan a la hora de buscar esa ayuda. Y, no es porque no se tenga claro que no hay nadie que nunca necesite ayuda de otras personas, pero el percibir que se puede molestar, el no querer dejar de ser autosuficientes y capaces o la falta de flexibilidad para aceptar otras formas de actuar, suponen un freno que, sobre todo, cuando hablamos de situaciones de enfermedades crónicas, pueden provocar un empeoramiento a nivel físico, anímico y emocional.

Hemos pasado buenos ratos comentando situaciones y riéndonos un poco de nosotros/as mismos/as. No puedo más que agradeceros vuestra disposición y vuestras aportaciones. Ahora toca llevarlo a la práctica 😜🥰

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: